El cáncer ginecológico es uno de los campos que más ha evolucionado dentro de la oncología, tanto en el diagnóstico, como en los posibles tratamientos, ya sean médicos o quirúrgicos.

El diagnóstico precoz de los procesos tumorales es el factor más importante a la hora de mejorar el pronóstico de la paciente y permitirnos el uso de tratamientos menos agresivos, que mejoran, no solo la supervivencia, sino la calidad de vida de nuestras pacientes. Esto ha sido posible por el establecimiento de pautas de revisión anuales que nos permiten realizar un screening sistemático de la patología oncológica en ginecología, que incluyen técnicas como la determinación y tipaje de HPV (virus del papiloma humano), la ecografía vaginal sistemática y el estudio de la mama mediante mamografía digital y resonancia magnética.

Cáncer de cuello uterino (Cervix)

El Cáncer de cuello uterino ha ido disminuyendo su incidencia desde mediados del siglo XX, en los países desarrollados por una mayor utilización del preservativo y por el desarrollo de programas de screening, mediante la citología cérvico-vaginal y  los test de detección para el H.P.V. Esta tendencia ha ido cambiando en los últimos años debido a cambios en los hábitos sexuales y a los procesos de inmigración desde países en vías de desarrollo. A nivel mundial sigue siendo el tumor más frecuente del tracto genital femenino. En España supone el 4.5% de los cánceres de la mujer, por detrás del Cáncer de mama, endometrio y ovario.

El diagnostico precoz se considera fundamental para el éxito en el tratamiento de este proceso. Una vez realizado el diagnóstico y determinada la extensión del tumor, es importante realizar un tratamiento adecuado, que de ser posible será preferentemente quirúrgico, y deberá ser llevado a cabo por un equipo de ginecólogos expertos en cirugía oncológica. Este equipo de cirujanos será el encargado de valorar el tipo de cirugía y la vía más adecuada para llevarla a cabo, vaginal (Schauta-Amreich) o abdominal / laparoscopia (Wertheim-Meigs), con el fin de lograr los mejores resultados para la paciente

DiagnósticoCancerGinecológico-Foto 1

Cáncer de endometrio

Representa el 6.7% de todos los cánceres de la mujer. Es el tumor ginecológico maligno más frecuente si excluimos el cáncer de mama, y es un 40% más frecuente que el cáncer de ovario y más del doble que el cáncer de cuello de útero

Como en toda patología oncológica en este tipo de patología es muy  importante el diagnostico precoz.

El uso de técnicas de screening como la ecografía vaginal permite la sospecha precoz de lesiones endometriales malignas y premalignas.

Esta sospecha debe ser confirmada mediante el uso de la histeroscopia diagnóstica, técnica mínimamente invasiva, que de forma indolora, y en consulta, permite la visión directa del endometrio así como la toma de biopsias en caso de existir lesiones sospechosas.

En caso de confirmarse el diagnóstico el tratamiento se realizara mediante cirugía laparoscopica salvo que existan contraindicaciones médicas para dicha técnica, lo cual mejorara mucho recuperación de la paciente.

DiagnósticoCancerGinecológico-Foto 2

Cáncer de Ovario

Representa aproximadamente el  5% de las tumoraciones malignas de las mujeres. Es el tercer tumor ginecológico más frecuente en la mujer por detrás del cáncer de mama y de endometrio, suponiendo el 23% de los cánceres ginecológicos, aunque supone el 47% de los fallecimientos debidos a patología tumoral ginecológica maligna.

El diagnóstico precoz del cáncer de ovario se considera el factor fundamental para el éxito del tratamiento en estas pacientes. Este diagnóstico se realiza básicamente mediante técnicas de imagen, de ahí el hecho de la importancia del uso de la ecografía vaginal en la revisión rutinaria.

Una vez establecido el diagnóstico, en caso de que este sea precoz, se podrá realizar tratamiento mediante cirugía laparoscópica por un equipo de cirujanos oncológicos expertos, que en caso de que por las características del tumor o por el estadio en el momento del diagnóstico no lo consideren oportuno realizaran el tratamiento mediante cirugía abdominal clásica, siempre con el objetivo de realizar un tratamiento satisfactorio que garantice los mejores resultados para la paciente.

Cáncer de mama

El diagnóstico y tratamiento de la patología mamaria es uno de los campos que más importancia ha adquirido en nuestros días, debido a la importancia del diagnóstico precoz, y a la posibilidad de tratamientos menos agresivos y con menos repercusión en la calidad de vida de nuestras pacientes.

Nuestra unidad se encuentra formada por un equipo de especialistas multidisciplinar formado por ginecólogos, radiólogos, oncólogos,  especialistas en medicina nuclear y especialistas en medicina reconstructiva  que permiten obtener los mejores resultados preservando la calidad de vida y la imagen estética de la paciente.

DiagnósticoCancerGinecológico-foto 3