• 23 SEP 17
    • 0

    Cómo evitar la cistitis y la candidiasis asociadas al verano

    El verano es una época del año especialmente proclive al desarrollo de infecciones en las vías urinarias bajas (vejiga y uretra), comúnmente conocidas como cistitis, en el caso de las infecciones urinarias, y candidiasis, en el caso de las infecciones vaginales. 


    Los baños frecuentes en piscinas o en el mar generan una humedad constante en la zona genital, lo que, junto con el incremento de la frecuencia en las relaciones sexuales, favorece la aparición de dichas infecciones.

    Los síntomas más frecuentes son el escozor y/o dolor al orinar, las ganas recurrentes de ir al baño, o el picor y aumento de flujo acompañado a veces de mal olor.

    Para evitar estas temidas molestias procura siempre tener la zona lo más seca posible, y cambiarte de bañador siempre que lo veas necesario, asi como orinar despues de mantener relaciones sexuales.

    Si a pesar de esto padeces estos síntomas de forma recurrente, existen también tratamientos preventivos que reducen el riesgo de padecer estos problemas como determinados probioticos e incluso vacunas, por lo que te recomendamos que acudas a tu médico para que te realice el chequeo adecuado que conduzca a una rápida mejora.

    Unidad de la Mujer

    Share Button
    Deja tu comentario →

Deja tu comentario

Cancelar respuesta
Share Button

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de uso de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies