Complicaciones más frecuentes en los embarazos a edad avanzada

La sociedad española, y con ella la mentalidad de los españoles, ha cambiado de manera extraordinaria en las últimas décadas. Las variaciones, tanto a nivel económico, como social o cultural, han repercutido en muchos ámbitos, entre ellos el reproductivo. Cada vez son más las mujeres que retrasan la decisión de ser madres, de hecho, la edad media del primer parto en España es de 30,8 años, la más alta de toda la UE.

La maternidad a edad avanzada se ha convertido de esta forma en un fenómeno social de importancia creciente en las consultas ginecológicas. Cada vez son más las mujeres que acuden al especialista en busca de asesoramiento, el cual resultará clave a la hora de evitar los riesgos asociados a esta maternidad tardía.

A partir de los 35-40 años, aumentan las probabilidades de que, durante el embarazo y después del mismo, tanto el feto como la madre sufran problemas de salud. Veamos cuáles son los más frecuentes:

Mayor riesgo de aborto

Del 35% entre los 40-45 años.
Del 45% a partir de los 45 años.

Provocados, sobre todo, por errores en la división cromosómica de los ovocitos (meiosis), pero también por miomas, esclerosis, edad paterna avanzada…

Mayor riesgo de síndromes genéticos como el síndrome de Down

A los 40 años en 1 de cada 105 embarazos el embrión tiene síndrome de Down.
A los 44, 1 de cada 35 embriones.
A los 49, 1 de cada 12 embriones.

No obstante, existen pruebas al alcance de los especialistas para diagnosticar dicha alternación antes de dar a luz, como por ejemplo el screening del primer trimestre, la biopsia corial, la amniocentesis o el estudio cromosómico de la sangre materna.

Mayor riesgo de diabetes e hipertensión

Aunque la diabetes y la hipertensión pueden desarrollarse a lo largo del embarazo, conviene realizar un estudio global antes de que la mujer se quede embarazada. El objetivo es diagnosticar y tratar dichas patologías para evitar que se agraven durante la gestación.

Mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer

No existe respaldo científico de suficiente rigor para afirmar que el embarazo a edad avanzada potencia los partos prematuros o repercute en el peso del bebé al nacer.

Mayor tasa de inducciones del parto y de cesárea

Complicaciones tales como la preeclampsia o el bajo peso del feto hacen que la tasa de inducciones del parto sea más elevada en los embarazos a edad tardía.

Por otro lado, se dará un mayor riesgo de cesárea debido al incremento de casos de malposición fetal, sufrimiento fetal, placenta previa… También condicionará la menor tolerancia al trabajo de parto, la reducción de la contractilidad miometrial -que, aunque sutil, será suficientemente significativa- y la disminución de la flexibilidad articular de las madres primerizas a partir de los 40 años.

Mayor mortalidad neonatal y perinatal

El aumento del riesgo de sufrir ambas situaciones casi siempre está asociado a otros factores que complican la gestación y no tanto a la edad de la mujer.

Mayor mortalidad materna

Aunque este dato es cuatro veces mayor que el registrado en las mujeres de 30 años, en realidad el valor absoluto de las cifras es bastante bajo.

Para su prevención, lo ideal es tener los hijos antes de los 35 años, pero, si esto no es posible, una opción que cada vez está más extendida es la congelación de óvulos. Aunque no debemos olvidar que los embarazos con más de 35 años y, sobre todo, con más de 40 tienen los mismos riesgos de enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la prematuridad. Con la congelación de los embriones, los únicos riesgos que disminuirían serían la cifra de abortos y las alternaciones genéticas, como el síndrome de Down.

Dr. Juan José Vidal Peláez, Dir. de la Unidad de la Mujer
Dr. Alfonso Duque Frischkorn, responsable de la Unidad del Tracto Genital Inferior y HPV (VPH) de la Unidad de la Mujer
Alicia Pérez Díez, responsable de comunicación digital de la Unidad de la Mujer
Artículos relacionados

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer y pedir cita con cualquiera de nuestros especialistas o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez.

Leave a reply