Ecografía del primer trimestre: viabilidad del embarazo y alteraciones cromosómicas

Antes de hablar sobre la ecografía del primer trimestre y sus objetivos, conviene saber que la ecografía es un método que aprovecha la capacidad de los ultrasonidos para atravesar los tejidos y rebotar en ellos según su densidad. El ecógrafo es el encargado de convertir ese rebote de sonido o eco en una imagen que permite al especialista emitir un diagnóstico.

Dichos ultrasonidos son completamente inocuos y no dañarán a la futura mamá o al feto en ningún caso, pues carecen del efecto ionizante de los rayos X.

Cómo se realiza una ecografía y tipologías

Existen dos tipos de ecografías:

  • Por vía abdominal: excepcionalmente se realiza durante el primer trimestre, pero se utiliza siempre en el segundo y el tercero. Para ello, la mujer se tumba de espaldas y se extiende sobre su abdomen un gel que facilita la transmisión de ultrasonidos. Un cabezal emisor es el encargado de obtener y emitir las imágenes a una pantalla.
    • Se recomienda acudir a la consulta con la vejiga llena para mejorar la calidad de la imagen.
  • Por vía vaginal: es la más indicada en el primer trimestre de embarazo. Para realizarla, la mujer se coloca en posición ginecológica y se introduce en la vagina una sonda protegida por una funda de latex cubierta de gel.
    • No requiere preparación y es más efectiva si la mujer tiene la vejiga vacía.

Ecografía del primer trimestre

La ecografía del primer trimestre adquiere cada vez mayor importancia, ya que los nuevos equipos permiten diagnosticar posibles alteraciones de manera muy temprana y precisa. La vía de elección es la vaginal, aunque en ocasiones se puede complementar con la vía abdominal.

Objetivos de la ecografía del primer trimestre

Una vez hemos analizado en qué consiste una ecografía y, más específicamente, la del primer trimestre, pasemos a revisar sus objetivos concretos:

En primer lugar, aunque tan solo representan el 1% de los casos, se buscar descartar el embarazo ectópico, ya que este tipo de gestaciones fuera del útero no son viables.

La ecografía del primer trimestre, además, permite determinar la edad gestacional a través de la medición de la longitud embrionaria desde la coronilla hasta la rabadilla. La medida empleada para establecer dicho dato es la Longitud céfalo-caudal (CRL o cron-rump length).

La vitalidad del embrión también será examinada, evaluando el ritmo cardíaco con una ecografía vaginal a partir de la sexta semana o por vía abdominal a partir de la séptima semana de gestación.

Asimismo, se podrán detectar gestaciones múltiples y si los embriones comparten o no placenta o bolsa amniótica.

Igualmente, se verificará la normalidad del aparato genital interno de la mujer -útero y ovarios-.

Por último, se podrán detectar indicios de alteraciones cromosómicas mediante screening ecográfico. Esta técnica estudia, entre otras variables, la translucencia o pliegue nucal del feto, es decir, analiza el líquido que todos los embriones tienen detrás de la nuca. Si el grosor del mismo supera los 3 mm, entonces se considera patológico, lo mismo que la presencia o ausencia del hueso nasal. Estos hallazgos nos obligarán a realizar otras pruebas diagnósticas como la biopsia corial o la amniocentesis para descartar alteraciones cromosómicas, de las cuales la más frecuente es el Síndrome de Down.

Además de los datos ecográficos, se valorará la edad materna y los marcadores bioquímicos -la proteína plasmática asociada al embarazo (PAPP-A) y la fracción libre de la β- gonadotropina coriónica (free β- HCG), que son hormonas asociadas al funcionamiento placentario-, obtenidos mediante análisis de sangre.

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez. También podéis poneros en contacto con nosotros a través de este número de contacto: 91.730.36.73.

Leave a reply