¿Guardar reposo aumenta la efectividad de una Fecundación In Vitro (FIV)?

Desde el mismo instante en el que una pareja sabe que es infértil y decide iniciar un tratamiento para alcanzar el sueño de ser padres, surgen muchísimos temores y dudas. En este contexto, encontramos uno de los temas que más controversia generan entorno a los tratamientos de fertilidad y es la necesidad de guardar reposo tras una Fecundación In Vitro (FIV).

Fecundación In Vitro y reposo, ¿mito o realidad?

La FIV es una técnica de reproducción asistida que consiste en unir de forma directa los óvulos con los espermatozoides, para lo cual es necesario extraer los óvulos de la mujer y ponerlos en contacto en el tubo de ensayo del laboratorio con los espermatozoides del varón.

Una vez fecundados en el laboratorio, los óvulos se convierten en embriones y, entre el 3º y el 6º día de fecundación, se realiza una transferencia al útero materno con un procedimiento muy similar al de la inseminación artificial. Este se lleva a cabo introduciendo un espéculo y, después, una cánula muy fina a través del cuello del útero para depositar los embriones en la cavidad uterina, es decir, el endometrio.

La transferencia se realiza en quirófano, controlada a través de una ecografía abdominal y no requiere sedación, ya que es indolora y rápida. La sensación que percibirá la mujer es muy similar a la de una citología.

A partir de este momento, las dos semanas que distancian la transferencia embrionaria de la prueba de embarazo son un periodo lleno de incertidumbre que lleva a algunas mujeres a preguntarse si el reposo afectará de manera positiva a la implantación.

En este sentido, conviene saber que no existen estudios científicos de rigor que prueben que el descanso ayuda a lograr el embarazo. De hecho, las mujeres que conciben de forma espontánea en muchas ocasiones no saben en qué momento se han quedado embarazadas y continúan su vida normal sin que esto repercuta de forma alguna en el desarrollo embrionario.

De tal forma que la principal recomendación a una mujer que acaba de realizarse una FIV es que mantenga la calma, se relaje y continúe con su rutina diaria. Salvo aquellas mujeres que por motivos profesionales o laborales estén sometidas a estrés o realicen una actividad física constante y excesiva, hacer vida normal repercutirá positivamente en el bienestar emocional y, por tanto, también en el éxito del proceso.

Unidad de la Mujer, referencia en Reproducción Asistida

Sabemos que una de las vías más fáciles y rápidas de consulta es Internet, sin embargo, ante la proliferación de foros y páginas web de dudoso origen, consultar con un especialista sigue siendo el mejor método para satisfacer cualquier necesidad de información.

El servicio de Reproducción Asistida de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional es un centro de referencia nacional en el estudio y tratamiento de parejas con dificultades para concebir. Ofrecemos asesoramiento y las más vanguardistas técnicas en Reproducción Asistida, además de amplia experiencia en cirugía asociada a la infertilidad y posterior control del embarazo y parto.


Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez. También podéis poneros en contacto con nosotros a través de este número de contacto: 91.730.36.73.

Leave a reply