Plantas medicinales para aliviar los síntomas de la menopausia

A pesar de que la mujer está más que acostumbrada a los cambios constantes, tanto a nivel físico como emocional, pues son tónica habitual a lo largo de su vida, las alteraciones provocadas por la desaparición de la menstruación siguen generando cierta inquietud, incluso temor, en la mayoría de ellas. Este miedo se ve impulsado, sobre todo, por el desconocimiento, ya que la menopausia es una realidad relativamente nueva para el género femenino.

Así es, hace no tantos años la esperanza de vida de la mujer era muy inferior a la actual, de tal forma que eran muy pocos los años en los que tenía que hacer frente a la menopausia. Debido a la mejora de la calidad de vida y de los servicios sanitarios, ha pasado a ser, en muy pocos años, una de las etapas más importantes y duraderas.

No obstante, esta variación tiene su parte positiva, pues también ha propiciado que investigadores y especialistas la conviertan en objeto principal de estudio. Por lo que a día de hoy contamos con equipo e información suficientes como para asesorar a la mujer de manera que sobrelleve la menopausia de la mejor forma posible.

Para que esto sea factible resultan primordiales las visitas periódicas al ginecólogo, el cual valorará cuál es el tratamiento adecuado en cada caso en función de los síntomas que se manifiesten.

Si la sintomatología es muy florida -intensos sofocos, insomnio, pérdida de la apetencia sexual, sequedad vaginal, osteoporosis, tendencias depresivas…-, el tratamiento ideal es la terapia hormonal sustitutiva.

Lo que sucede es que esta terapia hormonal no se puede utilizar en el caso de existir antecedentes familiares de cáncer de mama o antecedentes personales de trombosis, nódulos de mama o de otro tipo de tumores hormono-dependientes. En estos casos, existen otras alternativas, tales como las plantas medicinales, cuya eficacia para aliviar o eliminar ciertos síntomas ha sido ampliamente respaldada por numerosos estudios científicos.

En cualquiera de los dos tratamientos se debe recomendar practicar ejercicio aeróbico periódicamente, llevar una dieta sana, evitar el tabaquismo, mantener una vida sexual activa, proteger el suelo pélvico y aumentar las actividades intelectuales.

.

Ansiolíticos naturales para mejorar el estado de ánimo y combatir el insomnio

Manzanilla – Chamaemelum nobile, sin. Anthemis nobilis

Hierba aromática de sabor ligeramente amargo con efectos digestivos, carminativos, vasodilatadores, antiespasmódicos y sedantes. Se recomienda beber una infusión de manzanilla una hora antes de irse a dormir.

Valeriana – Valeriana officinalis

La valeriana es una de las medicinales más conocidas por sus propiedades antiespasmódicas, anticonvulsionantes, ansiolíticas y sedantes. De la misma manera que la manzanilla, se debe ingerir en forma de infusión la hora previa al descanso nocturno.

Lúpulo – Humulus lupulus

Aunque no conviene abusar de esta planta medicinal, beber dos o tres tazas a lo largo del día ocasionalmente permite aprovechar sus beneficios sedantes, relajantes y antidepresivos.

Amapola de California – Eschscholzia californica

Esta planta es un hipnótico natural y alivia los nervios agudos, pero, sobre todo, ayuda a conciliar el sueño gracias a su potente efecto sedante. Su sabor es muy amargo, por lo que se aconseja su consumo en forma de comprimidos unos 30 minutos antes de meterse en la cama.

Flor de la pasión – Passiflora incarnata

Aunque menos conocida que las anteriores plantas mencionadas, la flor de la pasión posee grandes beneficios. En el caso que nos ocupa, interesa su poder relajante para combatir la ansiedad y el insomnio. Se puede combinar con la amapola de California para evitar el desvelo.

.

Antidepresivos naturales

Ginseng – Panax ginseng

El ginseng forma parte esencial de la medicina tradicional china. Desde hace siglos se conocen sus beneficios antidepresivos, que no eufóricos, y su capacidad para reducir el miedo, la ansiedad y mejorar la concentración. Se puede consumir en comprimidos a lo largo de tres o cuatro semanas, tras las cuales debe seguir una semana de descanso, e incorporar en la dieta de forma habitual -comprar la raíz sin partes blandas o descoloridas-.

Hierba de San Juan – Hypericum perforatum

Son varias las propiedades que han convertidos a la hierba de San Juan en una de las medicinales más populares, no obstante, es su uso contra la depresión el que más interés ha generado. Se recomienda consumir un máximo de 300 ml al día si se opta por los comprimidos y de 30 g si se infusionan sus flores.

.

Potenciadores del deseo sexual

Maca – Lepidium meyenii

Planta herbácea oriunda del Perú que, además de potenciar el deseo sexual, disminuye los sofocos y aumenta la vitalidad. Existen diferentes variedades, siendo la roja la recomendada para paliar los síntomas de la menopausia. Se recomienda consumir en polvo, empezando con una dosis de 3 g diarios e ir aumentando paulatinamente hasta 9 en función de sus efectos.

.

Preventivos del envejecimiento cutáneo

Onagra – Oenothera

En este caso nos interesa el aceite esencial que se elabora a partir de las semillas de esta hierba medicinal. Existen productos cosméticos en el mercado que incluyen este ingrediente, pero también se puede aplicar directamente sobre la piel del rostro y el cuerpo para prevenir el envejecimiento.

.

Preparados de soja para aliviar los síntomas de la menopausia

Los preparados de soja son una opción muy interesante a tener en cuenta dado que, por su leve acción estrogénica, mejoran en general todos los síntomas de la menopausia, sin los efectos secundarios y riesgos de los preparados hormonales.

.

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer y pedir cita con cualquiera de nuestros especialistas o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez.

Leave a reply