Menopausia precoz

En primer lugar, conviene saber que la Menopausia hace alusión al cese de la regla cuando este dura más de 1 año. Su edad de aparición está entre los 50 y los 51 años, no obstante, se considera normal que aparezca entre los 45 y los 55. Cuando el cese definitivo de la menstruación se produce antes de los 45 años estamos en presencia de una Menopausia precoz y cuando el cese de la regla es después de los 55 hablamos de una Menopausia tardía. Hoy hablaremos de la primera, la Menopausia precoz.

Causas de la Menopausia precoz

La Menopausia precoz no es muy frecuente y sus 2 principales causas son genéticas y quirúrgicas.

Las genéticas dan lugar a un fallo ovárico prematuro y son difíciles de determinar y lo único que podemos hacer es realizar una historia familiar para valorar los antecedentes.

En cuanto a las causas quirúrgicas, son dos: la extirpación del útero o la extirpación de ovarios.

  • Si lo que se ha extirpado previamente es el útero, pero se han conservado los ovarios, la paciente no tendrá reglas, pero tampoco tendrá los síntomas de la menopausia, es decir, sofocos, insomnio, tendencias depresivas, sequedad vaginal, pérdida de la apetencia sexual y osteoporosis.
  • Si lo que se ha extirpado son los ovarios, generalmente por procesos tumorales, tampoco habrá reglas y se producirá toda la sintomatología mencionada por falta de hormonas.

Además de las causas genéticas y quirúrgicas, hay otras causas menos frecuentes que pueden adelantar la edad de la menopausia, como los problemas endocrinos del tiroides o de las suprarrenales o problemas derivados de la quimioterapia o radioterapia cuando se han utilizado previamente estos tratamientos oncológicos.

Como factores que también influyen en el adelantamiento de la menopausia se ha comprobado que el sobrepeso, el consumo excesivo de tabaco y el sedentarismo exagerado pueden favorecer el cese prematuro de las reglas.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico lo tiene que realizar un ginecólogo, el cual valorará la historia clínica, la exploración ginecológica completa -que incluye una ecografía para valorar el útero y los ovarios- y una analítica hormonal para medir las hormonas hipofisiarias FSH-LH y Prolactina y las hormonas ováricas, que son los estrógenos y la progesterona, tal y como hemos indicado anteriormente.

En cuanto al tratamiento, este dependerá de la intensidad de los síntomas, pero lo que realmente soluciona el problema es el tratamiento hormonal sustitutivo con estrógenos y progesterona, aunque desgraciadamente no se puede aplicar a todas las mujeres ya que están contraindicados si existen problemas circulatorios, cardiológicos o antecedentes familiares de cánceres de mama.

El asesoramiento psicológico también es muy importante y por eso en los Servicios de Ginecología debe haber una Sección de Menopausia a cargo de ginecólogos y psicólogos para instaurar terapias que mejoren notablemente el bienestar de las mujeres en función de las causas concretas que originan la menopausia precoz y de la intensidad de los síntomas.

Prof. Dr. Juan José Vidal Peláez, Dir. de la Unidad de la Mujer

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer y pedir cita con cualquiera de nuestros especialistas o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez.

Leave a reply