Técnicas de reproducción asistida al servicio de un sueño

La Unidad de la Mujer es referente en el ámbito de la reproducción asistida. Nuestros especialistas ofrecen apoyo desde el momento del diagnóstico hasta el parto con el objetivo de hacer más llevadero este complejo proceso que, si bien duro, puede llegar a ser igual de gratificante que el embarazo natural.

Para el diagnóstico, en primer lugar, hay que realizar una completa historia clínica de la pareja para, después, centrarse en la mujer a través de la realización de una exploración ginecológica, una ecografía trasvaginal, unos análisis hormonales y una radiografía de las trompas y del útero, lo que se denomina histerosalpingografía. Al varón se le realizará un estudio del semen y unos análisis completos.

Las 2 grandes técnicas de Reproducción Asistida son: la inseminación artificial, que puede realizarse bien con semen de la pareja (IAC) o de donante, y la fecundación in vitro (FIV), que, a su vez, también se puede realizar con óvulos donados u ovodonación.

.

1. Inseminación artificial con semen de la pareja

Cuándo se indica y requisitos en función del sexo del paciente:

  • Hombre
    • Se indica ante alteraciones leves en el semen.
    • Se requiere un recuento mínimo de espermatozoides móviles recuperados.
  • Mujer
    • Se indica ante defectos en la ovulación, endometriosis o esterilidad de origen desconocido.
    • Se requiere capacidad de ovular espontáneamente o con tratamiento y, al menos, una trompa permeable.

Procedimiento

Normalmente se inicia con la estimulación suave de la ovulación para obtener, máximo, dos folículos. Una vez el folículo dominante alcanza los 17-20 mm, se fomenta su maduración a través de la inyección de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Transcurridas de 35 a 37 horas, se introduce la muestra de espermatozoides en el útero de la mujer.

Terminado el proceso, se debe prescribir progesterona para favorecer la implantación y a las 2 semanas se realiza la prueba de embarazo.

Porcentaje de éxito

10-15% por ciclo (se realizan de 2 a 4 ciclos).

.

2. Inseminación artificial con semen de donante

Cuándo se indica

  • Hombre
    • Se indica ante el riesgo de transmisión de enfermedades genéticas o cuando no existen espermatozoides.
  •  Mujer
    • Se indica ante el deseo de concebir sin pareja masculina.

Procedimiento

Se realiza el mismo procedimiento que en la inseminación artificial con semen.

Porcentaje de éxito 

15-20% por ciclo (se realizan 4 ciclos).

.

3. Fecundación in vitro 

Cuándo se indica y requisitos: 

  • Mujer
    • Se indica cuando existe un útero apto y se da una respuesta ovárica favorable a la estimulación.

Procedimiento

El contacto entre el óvulo y los espermatozoides se realiza fuera del organismo de la mujer y existen dos modalidades.

La FIV convencional en la que se extraen los óvulos y se ponen en contacto con los espermatozoides en el tubo de ensayo para lo cual hace falta un mínimo de 50.000 espermatozoides y la que se realiza a través de la microinyección de un único espermatozoide (ICSI). Esta última es la más empleada en la actualidad. Ambas técnicas requieren la existencia de entre 7 a 10 folículos cuyo crecimiento se estimula mediante inyecciones subcutáneas de gonadotrofinas hipofisarias. A partir de que el folículo ha adquirido un tamaño aproximado de 20 mm se inyecta la hormona HCG para completar la maduración de los óvulos.

Pasadas 36 horas, se extraen los óvulos y se llevan a laboratorio para que se seleccionen y clasifiquen los ovocitos.

Después de procesar la muestra de semen, se realiza la FIV o ICSI. La transferencia de los, máximo, 3 embriones al útero tiene lugar de 2 a 5 días después de la punción.

Los embriones sobrantes se vitrifican por si se necesitaran para futuras intervenciones.

Porcentaje de éxito

El porcentaje de éxito de la FIV depende de la edad de la mujer y la calidad de los embriones transferidos, aunque suele situarse en torno al 40%.

Si después de 3 intentos no se ha conseguido el embarazo, el tratamiento debería ser replanteado.

Complicaciones e información complementaria

  • Gestación múltiple.
  • Hiperestimulación ovárica.
  • Infecciones y hemorragias tras las punción (riesgo mínimo).
  • A veces, después de la FIV, se aconseja realizar una biopsia a los embriones para seleccionar aquellos que no han sido afectados por alteraciones genéticas o cromosómicas. Dicho procedimiento recibe el nombre de diagnóstico genético preimplantacional (DGP).

.

4. Donación de óvulos

Cuándo se indica y requisitos: 

  • Mujer que desea concebir:
    • Se indica cuando la mujer no tiene ovarios pero sí útero, sus ovarios son de baja calidad, se ha sometido a una FIV cuyo resultado no ha sido favorable o ante la imposibilidad de realizar un diagnóstico genético preimplantacional si existen enfermedades genéticas susceptibles de ser transmitidas al futuro bebé.
    • No podrá renunciar a la filiación de los hijos nacidos a través de esta técnica.
  • Donante:
    • La donante debe tener entre 18 y 35 años, gozar de una buena condición física y mental, guardar cierta similitud física con la receptora y aceptar previamente el compromiso de donación.
    • La donación será anónima y altruista.
    • Los donantes no tendrán ningún derecho ni obligación sobre el embarazo o el futuro hijo.

Procedimiento

El proceso iniciará con un tratamiento hormonal sustitutorio para preparar el endometrio de la futura mamá, al mismo tiempo que se estimula la ovulación de la donante. Cuando los folículos de esta última adquieren un tamaño de unos 17-20 mm, se extraen los óvulos con la punción folicular y se prepara la muestra de semen. Seguidamente, se fecundan y, pasados de 3 a 5 días, se transfieren/n el/los embrión/es al útero de la mujer receptora.

Porcentaje de éxito

65% por transferencia, independientemente de la edad de la mujer receptora.

.

La Dra. Carrillo nos habla sobre los avances que el área de Reproducción Asistida de la Unidad de la Mujer ha sufrido en los últimos años, llegando a convertirse en uno de los referentes clave de este país.

.

Artículos relacionados: 

Polémica del trasplante de útero como técnica en tratamientos de reproducción.

Relación entre el ácido retinoico y las malformaciones fetales.

Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer y pedir cita con cualquiera de nuestros especialistas o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez.

Leave a reply