Polémica del trasplante de útero como técnica en tratamientos de reproducción

Definición de salud de la OMS: La salud es la condición de todo ser vivo que goza de un absoluto bienestar tanto a nivel físico como a nivel mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad.

La maternidad es un momento clave en la vida de la mayoría de las mujeres que desean ser madres, y la imposibilidad de tener hijos ha supuesto un importante problema en la vida de muchas de ellas que a lo largo de numerosos años se han tenido que resignar a no cumplir sus deseos genésicos.

Este hecho ha cambiado de forma radical el desarrollo de las técnicas de reproducción asistida, -que han experimentado un progreso espectacular en los últimos años-, lo cual ha permitido a muchas mujeres cumplir con su deseo de ser madres.

En los últimos dos años se está dando un nuevo y polémico paso en este camino, ofreciendo la posibilidad de ser madres a mujeres que bien por carecer de útero (síndrome de Rokitansky),  o bien porque este órgano no puede desarrollar su función, no tenían posibilidad de serlo a través de las técnicas actuales.

Dicho procedimiento es el trasplante de útero.

Este nuevo avance no está libre de controversias por su alto coste y riesgo que supone para las pacientes debido a los medicamentos para evitar el rechazo que precisa esta técnica, ya que el útero no es un órgano vital.

Pero vista la definición de salud de la OMS, ¿podemos negar un tratamiento a una paciente bien informada y con plena capacidad de decisión que condiciona su vida de una forma tan importante? ¿Cómo valorar en parámetros económicos la rentabilidad o no de este tratamiento? ¿Quién debe valorar si el riesgo es demasiado alto.

Dr. F. Esteban Navarro.
Unidad de la Mujer. Hospital Ruber Internacional. Madrid.
www.unidaddelamujer.es

Toda la información en:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/04/12/actualidad/1365787712_298111.html

Leave a reply