VIA: una técnica ginecológica que salva muchas vidas en los países en vías de desarrollo.

Nuestra más sincera enhorabuena a Surenda Srinivas, del Tata Memorial Hospital de Mumbai (desde 1995 nombre oficial de la archiconocida Bombay, con una población de casi 15 millones de habitantes, en pleno desarrollo y grandes dificultades sociales) por gestionar y poner en marcha este programa de cribado llegando a disminuir el 31% de cáncer de Cérvix en una población de elevada prevalencia.

La técnica que describe se remonta a los primeros estudios de detección precoz de displasia cervical uterina realizada por Hans Hinselmann en los años 30 del pasado siglo, que utilizando una fuente de luz y distintas lupas con aumentos, dio a luz el primer colposcopio. El uso de vinagre o ácido acético tiene su base en la deshidratación del citoplasma que modifica la luz reflejada ayudando a visualizar células displásicas o precancerosas. La colposcopia es un examen que con ayuda de un microscopio con varios aumentos permite detectar cambios en fase temprana sobre el epitelio genital, localizar posibles lesiones y en caso de ser necesario realizar la toma de una biopsia (muestra de tejido) con la finalidad principal del diagnóstico precoz del cáncer cervicouterino. Adicionalmente nos permite visualizar lesiones en vagina (vaginoscopia) y vulva (vulvoscopia). En estas patologías desempeña un papel importante la infección por el virus del papiloma humano (HPV) cuyas lesiones pueden ser diagnosticadas por este método.

En la actualidad del primer mundo podemos afirmar que disponemos de multitud de pruebas: Citología, test de HPV para detectar grupos de virus de alto y bajo riesgo, pruebas de integración de virus en genoma celular…Es fundamental una correcta coordinación de esas pruebas y transmisión adecuada de una información concisa y concreta al paciente, consiguiendo una adhesión a un correcto seguimiento.

Todo esto nos ha llevado a practicar una medicina conservadora evitando someter a nuestras pacientes innecesariamente a tratamientos quirúrgicos invasivos. Hay que tener en cuenta que la aparición de esta enfermedad suele darse en edades precoces y las técnicas quirúrgicas pueden tener consecuencias desfavorables en futuras gestaciones.

http://mun.do/16ySJe9
Dr. A. Duque Frischkorn
Unidad de la Mujer. Hospital Ruber Internacional. Madrid.

www.unidaddelamujer.es

Leave a reply