Sin lugar a dudas, la Ginecología es una de las especialidades que más ha evolucionado a lo largo de los últimos años. Como resultado de este proceso de cambio, conviene resaltar el surgimiento de subespecialidades, tales como el Diagnóstico Prenatal, estandartes dentro del mundo de la Medicina. Por supuesto, también de la Unidad de la Mujer.

Diagnóstico prenatal: evolución

Hace no tanto tiempo, unos 30-35 años, el feto era un absoluto desconocido. Cuestiones tan normalizadas hoy en día, como por ejemplo conocer el sexo del bebé previo al parto, eran impensables por aquel entonces.

A raíz de esta revolución sanitaria, impulsada por el desarrollo tecnológico, hoy en día conocemos y seguimos al feto prácticamente desde el momento de la concepción.

Ecógrafos como protagonistas del cambio

Este complejo camino hacia el futuro de la Ginecología se simplificó gracias a la aparición de los ecógrafos. Observar al feto en su medio, es decir, en el interior de la madre, permitió discernir las reacciones o cambios normales de los que no lo eran o, mejor dicho, son.

De los tests invasivos, protagonizados por la amniocentesis y el estudio cromosómico de los fetos -con todos los riesgos que estos conllevan-, hemos pasado a técnicas mucho menos agresivas. Estas técnicas, sustentadas por las ya citadas ecografías, van acompañadas del conocimiento, cada vez más exhaustivo, de la anatomía fetal y la genética.

Qué abarca el Diagnóstico Prenatal

El Diagnóstico Prenatal no se limita a establecer si el feto posee alguna anomalía cromosómica. También es capaz de localizar patologías cardíacas, irregularidades en los riñones, el cerebro… y, prácticamente, en cualquier órgano del feto.

Las posibilidades diagnósticas y de tratamiento sobrepasan todos los límites concebibles y garantizar el bienestar del feto, así como el de la futura mamá, ya no es un hito. En poco más de 30 años, hablamos de realidad.

Si le ha interesado este artículo y desea ser atendido por un profesional experto en este tema, no dude en llamarnos -917303673- o pedir cita a la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid.

Leave a reply