La psicóloga clínica de la Unidad de la Mujer Elena Iracheta Ruiz responde a las preguntas más comunes en relación al COVID-19 y la teoría del ‘miedo a quedarse sin’.

Preguntas más frecuentes sobre el COVID-19

¿Por qué se están produciendo compras compulsivas en los supermercados?

A nivel psicológico, observamos que se está generando miedo, fundamentalmente a lo desconocido. Con la llegada del virus COVID-19, las autoridades han pedido a la gente que se quede en casa al menos durante 15 días. Ahí es cuando se produce una preocupación por prepararse al aislamiento y, sobre todo, porque no falten productos.

En ese momento se crea un efecto llamada a ir a los supermercados, ya que se empieza a ver por redes sociales y medios de comunicación cómo la gente va a comprar. Y lo hace de manera compulsiva. Se genera un miedo a que se agoten los recursos y a quedarse sin ellos.

¿Por qué existe una obsesión por comprar papel higiénico?

Debido a que se trata de un producto de primera necesidad. Existe una teoría psicológica y económica que se denomina ‘Fear of Missing Out‘ (FOMO) que significa ‘miedo a quedarse sin’ o ‘a perderse algo’. El papel higiénico es un producto que siempre está en nuestra lista de la compra y tememos que, por llegar últimos, nos falte.

Se trata de un producto que abulta mucho y se ve. Cuando uno está comprando es fácil comprobar si el de al lado tiene o no papel higiénico. Al ver que sí ha comprado, se produce ese comportamiento de imitación entre los que están alrededor; y así sucesivamente.

A eso hay que añadirle que no comprarán un rollo, sino seis o siete paquetes por miedo ‘a quedarse sin’ (Fear of Missing Out).

¿Cómo se puede afrontar la situación de cuarentena por COVID-19 emocionalmente?

Cada persona es un mundo y dependerá completamente de sus circunstancias. Hay que intentar, dentro de lo posible, mantener una mente positiva.

Se trata de una situación temporal, no estamos hablando de una guerra. Si te encuentras mal o necesitas algo, vas a poder buscar ayuda sin problemas y no se van a agotar los recursos.

En cuanto al confinamiento en casa, es esencial entretenerse y hacer actividades productivas. Hay que sustituir las actividades habituales, como salir a correr, pasear o tomar algo, por otras. Es muy importante establecer una rutina: levantarse a una hora, ducharse, comer… Hay que aprovechar el tiempo.

Este decálogo puede servirte de ayuda.

También esta meditación guiada.

¿Hasta qué punto se está contribuyendo al pánico general?

Los medios de comunicación y las redes sociales crean cierta alarma social. Un ser humano si ve a la gente correr, lo más normal es que se ponga a correr.

En muchas ocasiones, los mensajes que estamos recibiendo en relación al COVID-19 no son claros y fomentan el miedo. El hecho de estar esperando declaraciones institucionales y unas normas para poder seguir haciendo nuestra vida, provoca incertidumbre y obliga a parar la vida en seco.

Es necesario un periodo de adaptación para que la sociedad pueda tranquilizarse y retomar su día a día.

¿Cómo podemos darnos cuenta de que nos está sobrepasando la situación?

Si uno se agobia y tiene que llorar, no pasa nada, es normal. Como hemos dicho anteriormente, las situaciones desconocidas e inciertas nos provocan miedo.

Pero hay entender que es sano tener miedo; nos crea cierto respeto hacia el Coronavirus y nos ayuda a cumplir las recomendaciones sanitarias impuestas para combatir esta amenaza.

Está claro que hablamos de un miedo relativo, no debe descontrolarse. Si vemos que la situación nos supera, debemos ponernos en manos de un profesional. De un modo u otro, seguirá habiendo profesionales que sigan trabajando, ya sea vía telefónica o telemática.

En mi caso, al ser psicología, no se recomiendan las visitas presenciales, pero hemos podido sustituirlas por el teléfono. Debemos aceptar la situación y adaptarnos a ella.

Aprovechar el tiempo que tenemos para hacer cosas nuevas o, incluso, valorar todas aquellas que nos han quitado, como por ejemplo el pasear, los besos, los abrazos, etc. O, por el contrario, darnos cuenta de todas aquellas cosas irrelevantes en nuestra vida, como puede ser el consumismo masivo.

Es un buen momento para encontrarse a uno mismo.


Consejos de la psicóloga clínica de la Unidad de la Mujer Elena de Iracheta Ruiz.


Si le ha interesado este artículo y desea ser atendido por un profesional experto en este tema, no dude en llamarnos -917303673- o pedir cita a la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional de Madrid.

Leave a reply