En este artículo, daremos respuesta a algunas de las dudas más comunes en relación a la diabetes gestacional: sus causas, síntomas y tratamiento.

¿Qué es la diabetes gestacional?

De la misma forma que la diabetes común o diabetes mellitus (DM), la diabetes gestacional (DMG) responde a un nivel de azúcar o glucosa en sangre elevado. Pero, diferencia de la primera, en mujeres que no presentaban esta enfermedad antes del embarazo.

La DMG surge debido a la insulinorresistencia o resistencia a la insulina. Esta es una hormona segregada por el páncreas que permite que la glucosa sea transportada a las células para su transformación en energía. Cuando la insulina no realiza su función correctamente, el azúcar se acumula en la sangre y el páncreas incrementa la producción de insulina para contrarrestar esta alteración. En los casos en los que el páncreas no es capaz de producir más insulina, hablamos de diabetes. Si ocurre durante el embarazo, de diabetes gestacional.

Esta tipología concreta, generalmente revierte tras el parto, bien sea natural o por cesárea.

¿Qué causa diabetes gestacional?

Las investigaciones para determinar el motivo específico por el cual tan solo algunas mujeres contraen diabetes gestacional durante el embarazo todavía no son concluyentes. Sin embargo, se sabe que la razón por la que aumentan las probabilidades de sufrirla es porque la placenta produce gran cantidad de hormonas que alteran la acción de la insulina.

No obstante, también existen algunos factores de riesgo, como la edad –mujeres de 35 años en adelante-, los antecedentes médicos familiares o personales –prediabetes o haberla padecido en embarazos anteriores, etc.-, el sobrepeso, incluso el grupo étnico –mujeres de origen afroamericano, hispánico, indígena estadounidense o asiático-, que aumentan las probabilidades de sufrirla.

¿Cuándo se desarrolla la diabetes gestacional?

Debido a que la producción de hormonas se incrementa conforme avanza el embarazo y el feto aumenta de tamaño, lo normal es que la diabetes gestacional se desarrolle, como pronto, a partir de la semana 20. Es decir, en la segunda mitad del embarazo.

Cuidar la alimentación es muy importante para prevenir o controlar la diabetes durante el embarazo

¿Cómo se realiza el diagnóstico de diabetes gestacional?

Test de O’Sullivan

En pacientes con factores de riesgo para diabetes gestacional se realizará durante el primer trimestre el test de O’Sullivan –en las gestantes sin factores de riesgo, este test se realiza entre las 24-48 semanas de embarazo-, basado en la determinación de la glucemia en plasma venoso 60 minutos después de la ingesta de 50 g de glucosa.

Ante una prueba de O’Sullivan positiva (≥140), es necesaria la confirmación diagnóstica con la realización del test de O’Sullivan II o prueba de sobrecarga oral.

Prueba de sobrecarga oral (SOG)

Los 3 días anteriores a la realización de la SOG se recomendará a la embarazada la ingesta de una dieta no restrictiva en hidratos de carbono o, por lo menos, con un aporte diario de carbohidratos superior a 150 g.

El día de la prueba se extraerá sangre para determinar el valor basal y, acto seguido, se administrarán por vía oral 100 g de glucosa en 300 ml de líquido en el transcurso de 5 minutos.

Posteriormente, la mujer deberá permanecer sentada y se tomarán muestras de sangre venosa tras 1, 2 y 3 horas.

¿Cuál es el nivel normal de glucosa en el embarazo?

Es común que el nivel de azúcar en sangre aumente después de cada comida durante el embarazo, pero para descartar la diabetes gestacional el resultado de la prueba de glucemia -O’Sullivan- debe ser menor a 140 mg/dl o, en caso de ser mayor o igual, no debe encontrarse más de un valor alterado en la prueba de sobrecarga oral.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes gestacional?

Uno de los grandes problemas de la diabetes gestacional es que no presenta síntomas en la mayor parte de mujeres y, por este motivo, es necesario realizar el test de O’Sullivan a todas las gestantes entre las 24-48 semanas de embarazo, independientemente de pertenecer o no al grupo de riesgo.

En la Unidad de Diagnóstico Prenatal se realiza un control exhaustivo del embarazo para diagnosticar lo antes posible cualquier trastorno, incluida la diabetes gestacional

¿Qué puedo hacer para prevenir la diabetes gestacional?

Aquellas mujeres que formen parte de este grupo de riesgo requerirán un control exhaustivo en el que intervengan varios profesionales de la salud, razón por la cual en la Unidad de la Mujer contamos con un equipo multidisciplinar que permite garantizar el bienestar de las mujeres, y sus futuros bebés, ante este o cualquier otro diagnóstico durante y después del embarazo.

Asimismo, seguir una dieta sana, evitando los alimentos excesivamente grasos o calóricos y apostando por aquellos que posean un alto contenido en fibra. Asimismo, se debe reducir el tamaño de las porciones en cada comida.

Por otro lado, en orden de prevenir la diabetes gestacional, es recomendable que la mujer sea una persona activa antes del embarazo. Durante el mismo, debe realizar ejercicio moderado y de bajo impacto, como puede ser caminar o nadar.

Lo ideal es empezar a aplicar estos hábitos de vida saludables lo antes posible, incluso antes de alcanzar el embarazo. El objetivo principal es que este inicie con un índice de masa corporal (IMC) entre 20 y 25.

¿Qué consecuencias tiene un embarazo con diabetes?

Aplicar los hábitos anteriormente descritos es importante, sin embargo, no siempre garantizará el diagnóstico negativo. A pesar de ello, no conviene preocuparse: la mayor parte de las mujeres con diabetes gestacional que siguen los consejos médicos dan a luz a bebés completamente sanos.

En los casos en que el nivel de azúcar en sangre está descontrolado puede producirse sobrepeso del bebé al nacer y nacimiento prematuro. Además, estos niños pueden tener al nacer síndrome de dificultad respiratoria e hipoglucemia. En los casos más extremos, incluso puede darse la muerte fetal intrauterina o después del nacimiento.

La diabetes gestacional también puede provocar alteraciones en las mujeres, aumentando las probabilidades de sufrir hipertensión durante el embarazo o desarrollar diabetes tipo 2 a partir de los 40 años.

¿Cómo controlar la diabetes gestacional?

Cuidar la alimentación y mantenerse activa ayudará a controlar la diabetes gestacional. Además, el equipo médico indicará el tratamiento adecuado. Se valorará la necesidad de seguir una dieta especial, la monitorización diaria de la glucosa en sangre o las inyecciones de insulina. Ante todo teniendo en cuenta en la gravedad de la enfermedad y la condición de cada paciente.


Esperamos que este artículo os haya resultado de utilidad. Para acceder a más información podéis entrar en la página web de la Unidad de la Mujer o haceros con el libro Ser Mujer, la obra más completa para entender y superar los cambios que experimentan las mujeres desde la infancia hasta la vejez. También podéis poneros en contacto con nosotros a través de este número de contacto: 91.730.36.73.

Leave a reply